Elige tu limpiador con prudencia

 

agua

Lavarte la cara con demasiada frecuencia - más de dos veces al día - puede hacer que dañes la barrera lipídica natural, la cual es el manto protector que mantiene tu piel lubricada para que luzca y se sienta saludable.

‘Una vez que la protección se pierde y la barrera de impermeabilidad se interrumpe, la piel se vuelve seca’. Esto, además de hacerte lucir vieja, puede producir picazón, ardor y escozor, dice Crutchfield. Lava tu piel no más de dos veces al día y elige tu limpiador sabiamente.

Y periódicamente usa un exfoliante para remover las células muertas que opacan tu piel. Aquí te dejamos la receta favorita de nuestra editora, a base de aceite de coco, natural y delicioso.

 

Last Updated: Monday, 15 January 2018 21:30
0
0
0
s2smodern